Teorías de apoyo al éxito de las redes sociales

La teoría de los seis grados

La teoría de los seis grados es una de las bases del éxito que las redes sociales están teniendo en nuestros días.

Esta tesis defiende que cualquier persona está conectada a otra en el planeta a través de una cadena de conocidos, con un máximo de seis eslabones en esa cadena.

Según esta teoría, cada persona conoce de media, entre amigos, familiares y compañeros de trabajo o escuela, a unas 100 personas. Si cada uno de esos amigos o conocidos cercanos se relaciona con otras 100 personas, cualquier individuo puede pasar un recado a 10.000 personas más tan sólo pidiendo a un amigo que pase el mensaje a sus amigos.

Stanley Milgran, sociólogo y sicólogo de la universidad de Yale, realizó un experimento para tratar de probar esta teoría denominado “Experimento del Mundo Pequeño”. El problema del mundo pequeño es aún hoy en día un tema de investigación muy recurrente, sobre el cual aún se realizan muchos experimentos.

Por ejemplo, hace poco se realizó el “Small World Project” (Proyecto del Mundo Pequeño), en la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, que buscaba generar una versión del mismo experimento basada en el envío de correos electrónicos, y que logró encontrar longitudes promedio de conexión de alrededor de cinco personas en una escala mundial.

El ejemplo de la película americana, “cadena de favores”, se basaría también en esta teoría y tipo de experimientos.

El número de Dunbar

La teoría del número de Dunbar, trata de explicar el tamaño de las agrupaciones humanas con el uso de redes sociales, y presenta algunos elementos para reflexionar. El número de relaciones sociales que podemos mantener está limitado por el tamaño de nuestro neocórtex, es decir a nivel cerebral y la tecnología que estamos utilizando hoy en día, consigue ampliar esas fronteras biológicas de forma artificial. Si tienes hijos pequeños, no te resultará difícil identificar el hecho de que no sean capaces muchas veces de recordar, los lazos familiares abuelos, tíos, primos, si no mantienen una relación física o verbal con ellos más o menos habitual.

Según esta teoría, el desarrollo del lenguaje permitió a las comunidades humanas recurrir a un concepto de interacción social más eficiente que el que tenían los primates: mientras la interacción social anterior en comunidades de primates se limitaba a actividades exclusivamente en las que existía un contacto físico, que iban desde la caricia al despiojado, el desarrollo del lenguaje permitió intercambios de mensajes que pasaban a desempeñar la misma función, tales como saludos y conversaciones casuales que permitían el mantenimiento del contacto y de las relaciones.

Las redes sociales amplían el concepto del social grooming permitiendo, por ejemplo, que felicitemos el cumpleaños o enviemos un mensaje simple sobre lo que estamos haciendo a cualquiera sin demasiado esfuerzo, lo que genera eso que todos estamos comprobando a medida que empezamos a usar las redes sociales: nunca, en ningún cumpleaños a lo largo de estos años, nos había llegado a felicitar tanta gente. Y  no es que seamos más populares o más queridos que el año pasado, es simplemente que la red social lo recuerda,y disminuye el esfuerzo necesario para llevar a cabo esa tarea social, hasta convertirlo en un simple clic. Al final la ley del mínimo esfuerzo también funciona en esto.

¡Si te ha gustado el post compártelo!

Dejar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *

Bookshelf 2.0 developed by revood.com